sábado, 8 de noviembre de 2008

Limpieza de turbinas

Llegó el calor, y es hora de hacer limpieza de la PC. No, no digo de hacer lugar en el disco rígido siempre lleno, ni nada parecido. Me refiero a la mugre, al polvo, y toda la tierra que se juntó dentro del gabinete, y que hace que la computadora levante temperatura innecesaria y peligrosamente.

Pero no voy a hablar de la limpieza del gabinete. Para eso basta con un destornillador, un pincel limpio, una aspiradora o un aerosol de aire comprimido, unos paños limpios, y poco más. El tema es que mientras estaba haciendo la limpieza del equipo, compruebo que de las 3 turbinas (coolers) del gabinete, no funcionaba ninguna. El equipo estaba trabajando a un promedio de 50/55 grados, lo cual ya es mucho, y con picos más altos todavía. Ni siquiera el aire acondicionado estaba ayudando. A pesar de que es un "viejo" athlon64 3000+, que levanta bastante temperatura, tampoco era normal.

Quité las tapas, y dejé las turbinas afuera para cambiarlas o arreglarlas. Dos de estas turbinas son transparentes, con 4 leds azules, y la otra es una turbina común de color negro. Todas de 12v y 3 pulgadas. Para ahorrar trabajo, salí a comprarlas nuevas, pero solo conseguí la común en una casa de electrónica, que por el aspecto parecía ser de mejor calidad que la original, lo que no me extraña.

Como es habitual al comprar en casas de electrónica, la turbina nueva no traía conector alguno. Con la ayuda de un soldador de estaño, y un poco de cinta aislante, fue fácilmente solucionado. La instalé y funcionaba a la perfección.

Quedaba reemplazar o reparar las turbinas transparentes. Por el momento solo conseguía turbinas normales, pero no quedarían muy vistosas en un gabinete con un lateral de acrílico transparente. Es uno de esos que dejan ver las tripas de la máquina, adornados con LEDs. Si... muy "disco" :p

Me armé de paciencia y decidí tratar de repararlas. Primero quité la tierra con un pincel, pero las aspas estaban clavadas y era imposible girarlas. Hasta probé con wd-40 sin éxito, lo cual ya era increíble.

Decidí desarmarlas. Busqué alguna guía que explicara cómo, y encontré algunas, aunque sin fotos claves. En cualquier caso, si no las podía revivir, siempre quedaba la opción de comprar nuevas, aunque sea de las comunes. Y me gusta hacer este tipo de trabajitos. Pero por el tiempo que lleva una limpieza a fondo, no estoy seguro si vale la pena hacerlo o comprar nuevas. Eso ya dependerá de cada uno.

Lo primero que hay que hacer, es quitar la etiqueta o sello que tiene la turbina. Hay que guardarlo para volver a colocarlo, porque ayuda a evitar que ingrese mugre a ese sector.


Debajo de la etiqueta, encontramos el extremo del eje de la turbina. Está trabado con una arandela plástica, que tiene una minúscula ranura. Este es el paso clave. Hay que retirarla con mucho cuidado, usando un pequeño destornillar plano o algo similar. PONERLE UN DEDO SIEMPRE ENCIMA PARA QUE NO SALTE. La arandela saldrá a presión, y seguro saldrá volando, por lo que es fácil perderla, o peor, que te pegue en un ojo. Paciencia y mucho cuidado.


Después es sencillo, se pueden desmontar las aspas empujando el eje hacia afuera. Encontraremos un poco de resistencia por la acción de los imanes, que intentarán mantenerlo en su lugar.



La parte de las aspas se puede limpiar incluso bajo el agua de la canilla, siempre y cuando después la sequemos muy bien.

Todo el tiempo hay que manipular con sumo cuidado a las aspas y a los plásticos para no romperlos.

Mientras la bobina esté en buen estado, todo volverá a funcionar perfectamente. La caja de la turbina, tiene pequeños orificios en cada esquina, que alojan 1 LED cada uno. Se pueden retirar con cuidado para limpiarlos mejor.

Hay que tener atención de los finos alambres de cobre que salen de la bobina y van al circuito impreso. Están muy expuestos y pueden cortarse ante cualquier accidente con el destornillador. Guarda con eso.

Se pueden limpiar todos las partes con algún paño que no deje pelusa. Para los orificios y algunos lugares pequeños, es muy útil ayudarse con un escarbadientes.

Cuando esté todo listo, y antes de volver a montarlo, agregar unas gotitas de aceite en las partes móviles, como en el eje y donde va la arandela. Tiene que ser un aceite liviano, idealmente el de las máquinas de coser, y poner solo lo justo. El exceso, va a facilitar que se vuelva a empastar con mugre otra vez.


Volver a poner la etiqueta, que probablemente no pegue más. Pero se soluciona con un poco de cinta aislante.


Después, es solo volver a montarlos en su lugar y probarlos. OJO: verifiquen una y otra vez al conectar todos los conectores de la fuente. Es muy fácil conectar alguno al revés, y se quemará la fuente o algo peor. Si sale humito blanco, ya saben... No es tan peligroso, pero hay que revisar 2 veces antes que lamentar.


Ahora todas las turbinas están funcionando mejor que nunca, y la temperatura bajó en promedio unos 10 a 15 grados, incluso con todas las tapas en su lugar. Ya podemos seguir trabajando tranquilos :)

2 comentarios :

lospeoresshows dijo...

¿tenías unas vaca en un cooler?
Digo, por lo de Bovina y no Bobina ;-)))
Igual, muy interesante.-

gorlok dijo...

¡Seguro estaría pensando en un asado! Gracias por el aviso :)